Cuando las buenas intenciones no son suficientes

Conocido es ya el incidente del eccehomo español donde una señora , por querer hacer una buena labor,  “restauro” a su modo y técnica  una pintura cuyo merito especial solo era la antiguedad, localizada en una iglesia en Zaragoza España. Interesante saber además, que a raíz de esta noticia y su difusión en redes, el numero de visitantes y turistas se ha incrementado en un gran número.

 

¿Porqué escribo sobre esto en un blog de protocolo y eventos? Pues bien, al leer la nota recordé algunos momentos durante los eventos, en sus distintas etapas, cuando alguien “tomaba” la iniciativa y hacia algo por el evento, encomillo la palabra tomaba, pues no estoy en contra de esa actitud, pero siempre y cuando se haga en torno al interés del evento y en verdad abone.

Recuerdo una exposición comercial, el ultimo día, uno de los expositores molesto porque no había tenido, acorde a su plan de negocios, las ventas en sitio deseadas, subió a la oficina del comité. En ese momento quien podía atenderlo estaba en otra reunión, por lo que el ejecutivo que lo había atendido, en un gesto de apoyo y como parte de su trabajo, claro esta, converso con el, sin embargo, sus palabras y comentarios, mas que aminorar la molestia, hizo que el expositor se enojara mas, pues el ejecutivo asumió la postura de darle la razón en todo, en cosas que no la tenia, esto hizo de una molestia natural un incidente que duro algún par de semanas, que tuvo un costo económico y sobre todo, fue un generador de stress y preocupaciones innecesarias.

Todo organizador de eventos requiere de la ayuda y apoyo de todos, esto lo consigue delegando tareas y responsabilidades, pero siempre bajo un esquema de total información, donde cada elemento del grupo sabe su función, su papel y sobre eso, le son asignadas tareas, basadas, ademas , en sus habilidades y capacidades, pero siempre bajo la supervisión del principal responsable, el organizador, que los conoce.

Por eso, haciendo un símil entre la señora que por motivación propia decidió aportar su granito y restaurar una pintura y el ejecutivo que haciendo su papel , cometió un par de errores por nervios y miedo, para quien organizamos eventos será importante determinar el alcance del apoyo y de la ayuda extra, por supuesto, se vale la iniciativa , pero esta debe abonar al proyecto y  deber ser congruente y en armonía con el trabajo de los demás.

La ayuda siempre sera bienvenida, pero la ayuda organizada, siempre sera mejor.

 

@felipe_reyes_b

Anuncios

One Comment on “Cuando las buenas intenciones no son suficientes

  1. Toda la razón, Felipe.
    A veces la creatividad consigue el efecto contrario al buscado y transforma todo en un desastre.
    Gracias por comentarlo con un símil tan claro.
    Un abazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: