Son los detalles los que dan forma a los actos.

Asistí a una ceremonia de inauguración de un museo universitario, de una importante universidad de la región.

Llegamos con tiempo, entonces, como suele suceder con quien nos dedicamos a los eventos,empece a tomar nota de lo que estaba sucediendo minutos previos al inicio del evento.

 

 

1.– El primer detalle que observe fue que a pesar de haber mucho espacio en la tapanco, colocaron las sillas  una pegada a la otra. De hecho, empezó el evento y los invitados se sentaron chocando unos con otros y  tan pegados que hasta incomodos se les notaba.

Esto fue resuelto después de la primera intervención, cuando dos personas del comité, aprovechando que se habían puesto de pie para saludar al primer orador, trataron de espaciar las sillas, el resultado no fue tan diferente, pero lo que si vale la pena señalar es que cuando hagamos este tipo de movimientos, se haga , de ser posible , antes del inicio, pero si no, que el invitado sepa que se movió la silla, para evitar alguna caída.

2.– El segundo detalle, uno de los invitados, autoridad de gran importancia cancelo 10 minutos antes, por lo que solo se quito el personificador, pero  el ajuste en las precedencias quedo igual, dando por resultado un presidium mal diseñado y con una jerarquía errónea.

El invitado que ocupo ese lugar fue advertido minutos antes que el lugar que ocuparía seria el que no tenia papel!!!! porque no alcanzaban a imprimir uno nuevo. Afortunadamente, a alguien se le ocurrió colocar el mismo personificador pero por la parte en blanco, no es la mejor solución , por supuesto, pero sirvió para que visualmente , no se viera una desatención al invitado. (sin mencionar que el lugar que le dieron no era el indicado)

 

 

 

Como vemos, el criterio de ordenación fue incorrecto

Y como ley de murphy,  durante unos 8 minutos, se fue la luz, justo en la intervención del que aparece en la foto,  no había planta de emergencia, ese incidente rompió el ritmo del evento, se notaron estresados y hasta molestos, y aunque el orador trato de hablar sin micrófono, los invitados sentados al fondo de la carpa no escuchaban.

Todo un acto que deja muchas enseñanzas y sirve para mejorar , por supuesto.

 

@Felipe_Reyes_B

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s