Desde mi balcón

Aún dura la resaca y los recuerdos de la celebración de las I Jornadas de Protocolo y Organización de Eventos que QOE Asturias celebró el pasado fin de semana en Oviedo.

Como cualquier evento que se precie de tal, y se diseñe bajo parámetros de ordenación, eficacia, seriedad, y sentido común, las semanas anteriores fueron un frenético cruce de correos electrónicos, llamadas de teléfono, mensajes a través de redes sociales y whatsapp de sus organizadores. Un estrés provocado en el deseo innato de que no existan errores ni haya locuacidades.

Los días pasaron rápido. El programa fue tomando fuerza, y la organización, pasito a pasito, fue colocando, una tras otra,  las piezas del evento para que no quedase nada al azar de la improvisación o de la incertidumbre.  Detrás de estas jornadas había algo importante. Era necesaria la participación exterior porque sin este respaldo, todo lo dispuesto se diluiría entre…

Ver la entrada original 424 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: