Las “costumbres” en el #protocolo

Sin lugar a dudas el protocolo y el ceremonial están llenos de actos, situaciones que con el tiempo se han vuelto una costumbre, que casi podrían ser hasta “leyes” en estos ámbitos.

De la mano de Fernando Fernández @Kor_Sario  tenemos un par de ejemplos que si bien hacen referencia a España y a Japón, lo “universal” de algunas prácticas protocolarias alcanzan a permear en otros continentes.

La primera cuestión, bajo análisis es lo relacionado al “tratamiento” y para ello transcribo el texto  de Fernando Fernández:

“La tradición y el protocolo real desaconsejan hablar de “usted” tanto a los reyes, príncipes e infantas. Por norma, al Rey se le llama ‘Señor’, ‘Majestad’ o ‘Su Majestad’ y no nos debemos dirigir a él si el Rey no lo hace primero.

Si, por ejemplo alguien quisiera decir al Rey: “Me alegra verle de nuevo. Es un orgullo para mí que esté usted en mi ciudad”, debería decir: “Señor, me alegra ver a Su Majestad de nuevo. Es un orgullo para mí que Su Majestad esté en mi ciudad”. Él podría responder, por ejemplo: “Estoy encantado y tú qué tal te encuentras?”, a lo que respondería seguramente: “Muy bien y ¿usted?”. No, error, nombraste la palabra inadecuada: “usted”, ¡todo el día ensayando ante el espejo para no decirla, y al final me ha pillado! Y eso que la conversación ha sido corta, imagínate si es un encuentro de media hora o más.

No debemos caer tampoco en maniqueísmos; podemos creer muchos -y otros, no- que estos usos y costumbres para relacionarnos con el Rey pueden estar obsoletos y que son una barrera en la comunicación, pero eso es una cosa y otra que olvidemos que es el Jefe del Estado y, como tal, debemos dirigirnos a él con el máximo respeto. Es decir, eso de llamarle ‘Juancar’  o ‘tutearle’ tampoco es correcto, ni entra dentro de los parámetros del respeto que se le debe y merece.”

Sobre este punto, vale la pena decir que  en México, es costumbre hablar bajo el tratamiento de “Usted” a los mayores, a las personas de mayor rango, en la práctica no se sigue, y hay si, la discusión si esta omisión da pie a conductas irresponsables y falta de respeto, es sin duda un tema que merece un post aparte.

El otro tema, la “reverencia”

“Otra tradición que muchas veces nos llama la atención es la reverencia, que no genuflexión -gesto por medio del cual los fieles cristianos en señal de adoración y respeto hacen a Jesucristo-, que deben hacer las señoras ante los reyes.

Cuántas veces hemos visto en televisión a autoridades que, cuando van a saludar al Rey o a la Reina o a ambos, parece que se van a romper con una exagerada flexión de sus rodillas o estiramiento de su pierna hacia atrás. Y, además, deben estar en plena forma porque levantarse desde esa postura, que recuerda en algunas ocasiones a las del patinaje artístico, no debe ser nada fácil. Los caballeros inclinan su cabeza ligeramente mirando a los ojos. Muchos se preguntan: “¿Por qué en el siglo XXI debo inclinar mi cabeza ante nadie?”.

Saludos al Rey y la Reina y al emperador de Japón en una recepción en Tokio en 2008 / Foto: Getty

Saludos al Rey y la Reina y al emperador de Japón en una recepción en Tokio en 2008 / Foto: Getty

Mi reflexión es que cuando son militares los que realizan este saludo lo considero correcto y obligado, ya que entra dentro de su normativa y no hay que olvidar que Su Majestad el Rey es el Capitán General de los tres ejércitos. El mando supremo de nuestras Fuerzas Armadas, como así lo recoge nuestra Constitución. Con respecto a los que somos civiles, hoy en día, queda a la elección de cada cual. No sería justo obviar que la Casa de Su Majestad el Rey y el propio Rey a lo largo de los últimos años han ido siendo flexibles con estos encorsetamientos que vienen de siglos atrás adecuándose a los tiempos y sociedad actual.

Hay que decir que no es una costumbre aislada de nuestra monarquía y que este ceremonial en el saludo a los monarcas y miembros de la Familia Real se sigue utilizando en otras monarquías europeas siendo, seguramente, la más estricta en su aplicación la británica.

Siglos atrás, la reverencia era repetida varias veces tanto por señoras como por caballeros y cuántas más veces se reiteraba más señal de respeto significaba.

Pero las tradiciones no nos son ajenas tampoco a los ciudadanos de a pie. En Japón, el saludo viste todo un ceremonial donde no hay contacto físico, sino una inclinación de la cabeza y el torso, y, cuanto más dura, más respeto se demuestra al que es saludado. Los árabes estrechan la mano y siempre la derecha, ya que la izquierda se considera impura por que se utiliza para la higiene más íntima. Si el apretón de mano, que no debe ser fuerte, dura, es una buena señal.”

En México, esta práctica (reverencia) no se hace , por parte de los civiles a las autoridades, sin embargo, se estila que si se haga un gesto parecido ante los religiosos, en muestra de respeto y profesión de la práctica religiosa.

En el ámbito empresarial,  empezamos a presenciar escenas “cliche” donde un occidental hace una reverencia ante un oriental,  o bien, el oriental da la mano al occidental, sea cual sea la forma, nos encontramos en la disyuntiva de seguir el dicho ” A donde fueres haz lo que vieres” o bien preservar la identidad y estilo de cada cultura, también todo un tema para el debate.

Como siempre, agradezco a Fernando Fernández la cortesía para poder usar sus temas, y poder compartir visiones sobre el protocolo, ceremonial y etiqueta.

Felipe Reyes B.

Nota completa en el siguiente enlace:

http://www.zoomnews.es/zoom-plus/protocolo-todos/%C2%BFson-anacronicas-algunas-costumbres-protocolarias-relacionarnos-nuestros-r

 

 

 

2 thoughts on “Las “costumbres” en el #protocolo

  1. Hola María

    Gracias por aportar, ya había respondido, pero veo que no se están grabando mis respuestas.
    Coincido con tus puntos, de hecho, en México, durante semana santa sobre todo se hacen estas procesiones, y en muchas de ellas están presentes autoridades, a pesar de la separación estado iglesia, y en algunas de ellas hasta la bandera esta presente, como por ejemplo el día de la virgen, el 12 de diciembre.

    Saludos!

    Me gusta

  2. En protocolo, la costumbre es ley, explicamos a los alumnos. Y aunque algo nos parezca anacrónico, lo llevamos a cabo si siempre se hizo. Pero yo matizaría para el caso que nos ocupa: el saludo a los Reyes. Simplemente, es que esa es la forma en que se saluda a un monarca en occidente, pues ya has comentado que en las sociedades orientales no es igual. Aunque en México no haya rey, si algún mexicano saludara a uno, lo haría igual que se hace en otros países. Con una inclinación de cabeza los caballeros y una ligera reverencia las mujeres. (Yo puse fotos en mi blog, que tienes a tu disposición).
    Costumbre que es ley protocolaria a cumplir, por ejemplo, en España, es sacar en procesión los pasos de la Semana Santa de la iglesia con las autoridades locales detrás y en muchas, por no decir, en casi todas las ocasiones, a los sones del himno nacional.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s